CASO DALMASSO

El día 25 de noviembre de 2006 a las 17 horas es encontrada sin vida Nora Dalmasso por un vecino de la Villa Golf de Río Cuarto, Pablo Randaelli.

Existen dudas según página 27 A de La Voz del Interior con fecha 27 de noviembre de 2007, después de 12 meses de producido el hecho, las que trataremos de dilucidar en el presente trabajo.
1- Quién encuentra el cadáver?. Pablo Randaelli.
2- Dá parte a la policía administrativa.
3- Cómo se preserva el lugar del hecho en la pieza de la hija, Cordón Criminológico real y virtual, ventanas, puertas, puertas de acceso a la casa?, con quién entra el vecino Randaelli a la habitación? Solo, acompañado? Por quién?.
4- Policía Judicial o Científica, actuó en un primer momento? Por qué no?.
5- Recién a muchas horas de su posible fallecimiento se pidió la exhumación y solo para entrar en el procedimiento de identificación del ADN, que después de 3 años todavía se esperan los resultados finales.
6- Qué medio u odontólogo de policía administrativa actuó en el lugar del hallazgo?. Nadie observó según muestra La Voz del Interior las heridas dejadas en el pezón derecho u otras que podrían haber existido en las zonas pudendas?.




Mis interrogantes

1- La Policía Científica o Judicial, por qué no actuó en el momento? O si actuó en el momento debiendo ser ya y ahora, con un equipo como lo dejé plasmado en mis libros y en este blog?.
2- Si tenía una herida en el pezón de la mama derecha como lo determina el artículo citado, no se tomaron fotos, se hicieron impresiones para confeccionar modelos y así poder confrontar con los sospechosos, esposo, hijo, amigo del hijo, abuelo o pintor, si las heridas fueron por mordedura. Por qué no? Si en pocas horas un odontólogo forense hubiera desechado la implicancia de los nombrados?. Es innegable que en estos casos se exige la intervención inmediata de Policía Judicial con el equipo que las circunstancias determinan, incluyendo un odontólogo forense.

Conclusiones
1) Cuando en estos casos o en otros similares no se actúa como lo vengo preconizando desde hace más de cuatro lustros (ver libros de mi autoría) la Policía Judicial con todos los elementos que demandan las circunstancias ya y ahora, aún echando mano a medios aéreos, todo se pierde en la nebulosa que no deberían faltar estos elementos en ningún organismo de tanta trascendencia judicial y social.

2) Cuando se actúa de forma y manera descontrolada tal vez, desvirtuando el lugar del hallazgo, las dudas en la sociedad con respecto a la actuación de la justicia y sus colaboradores, empiezan a aparecer.


¿Quiénes fueron los imputados según La Voz del Interior?:
a- Rafael Magnasco:
Asesor de la Secretaría de Seguridad.

b- Gastón Zárate:
Pintor de la casa de los Macarrón, a los cuatro meses del hecho.

c- Facundo Macarrón
Hijo de la víctima.


Entorno familiar:
a- Félix Macarrón:
Suegro de la víctima.

b- Marcelo Macarrón:
Esposo de la víctima.

c- Juan Dalmasso:
Hermano de la victima.

d- María Delia Grassi
Madre de la víctima.


Actuales vinculados
a- Javier Di Santo:
Fiscal a cargo.

b- Enrique Zabala
Abogado de Zárate.

c- Juan Massei:
Ministro de Seguridad.

d- Darío Vezzaro:
Fiscal General.

e- Marcelo Brito
Abogado de Facundo Macarrón


Desvinculadosa- Vidal Lazcano
Fiscal General de la provincia

b- Alberto Bertea
Secretario de Seguridad (compartió un asado con Magnasco la noche del viernes 24)

c- Sergio Busso
Ministro de Seguridad

d- Fernando Moine y Marcelo Hidalgo
Fiscales nombrados por Vidal Lazcano para colaborar con Di Santo.

e- De la Sota
Gobernador (Cambia a Busso por Massei y realiza una purga en la cúpula oficial de la policía)

f- Rafael Sosa
Jefe de Homicidios bajo las órdenes de Di Santo. Y los otros detectives son investigados por aprietes.

g- Daniel Lacasse
Vocero familiar, luego querellante.

h- Guillermo Albarracín:
Amigo del viudo y amante de Nora. Estaba junto a Marcelo Macarrón y se mensajeaba con Nora desde Uruguay.


Interrogantes que abonan la ausencia de un odontólogo forense en el lugar del hecho 

Recién el 27 de diciembre de 2006 (más de un mes después) exhuman el cadáver y recién ahí toman huellas dactilares, muestras de ADN para realizarlas en Estados Unidos, que hasta el día de este artículo se esperan los resultados que aportarán lo más cercano a la verdad, dentro de esta gran confusión por no haber actuado oportunamente según mi criterio un odontólogo forense.

Cabe destacar, que también el CEPROCOR determinó que el haplotipo encontrado correspondía a Macarrón.


Fallas en las actuaciones según mis conocimientos
Quizás un odontólogo al otro día podría haber dilucidado si fueron los imputados o no, si las heridas del pezón que refiere el artículo podrían o no haber sido a raíz de una mordedura.

Quiero dejar perfectamente aclarado que yo no digo fue este ni aquel, sólo pongo el acento en insistir y sin temor a equivocarme, que si las heridas producidas en el pezón de la mama derecha hubieran sido huellas de una mordedura, se podría haber sabido si fueron realizadas por quienes y así eliminar las dudas a los imputados o sospechosos en la actualidad.

No olvidemos que el odontólogo forense es uno de los integrantes indispensables que la justicia no puede dejar de reconocer y convocar en estos casos o similares, haciéndolo de la manera ya y ahora.

Obviar como en estos casos que “el tiempo que pasa es la verdad que huye”, es atentar contra las leyes. Recién en este caso, la vio el Dr. Cacciaguerra, Médico Forense de Tribunales, después que exhumaron el cadáver donde desaparecen la mayoría de las pruebas que pueden ser irrefutables. No olvidemos que no existen crímenes perfectos, sólo caso mal investigados.

(Este post sólo es un comentario de lo conocido a través de la prensa escrita, en este caso La Voz del Interior, edición del 25 de noviembre de 2007, con el solo propósito de hacer referencia de la imperiosa necesidad de contar en Policía Judicial con un especialista en Odontología Forense).

¿POR QUÉ CASI A LOS TRES AÑOS DEL ASESINATO DE NORA DALMASSO, TODAVÍA NO FUE DILUCIDADO?.

Según La Voz del Interior, en página A 22 del domingo 24 de mayo de 2009, dice que no sólo no hay pistas firmes, sino que la solución se encuentra atada al estudio del ADN del FBI, a pesar de que oportunamente el CEPROCOR (Córdoba, Argentina) había establecido el halotipo, motivo éste entre otros que me obligan a tomarme el atrevimiento, según mis experiencias y conocimientos, que son las que me incitan llevarme a la oportunidad de decir que seguimos cometiendo los errores del pasado, lo que ya vengo preconizando en mis escritos, y lo sostengo porque en parte se debe a una falta del oportuno accionar de Policía Judicial o Científica; por no contar con un equipo como el que sugiero desde hace varios lustros a través de mis publicaciones, blog, etc. Inclusive de los mismos integrantes de los efectivos de Policía Judicial como lo he dejado expresado en mi sitio con el título “
Sugerencias para la reestructuración de policía científica y otras consideraciones en el área de odontología forense”, donde hace emerger la necesidad imperiosa de una adecuación y transformación de las estructuras jurídicas y sociales.
.
Si en este caso, Policía Científica hubiera actuado lo más rápido posible en el lugar del hallazgo, como se requiere en estas circunstancias, en el momento de descubrir el cuerpo, o a lo más tarde, después de la actuación de la Policía Administrativa o Preventiva, preservando el lugar como lo determinan las leyes y lo puntualizo en mis páginas, cuando me refiero al Cordón Criminológico real y virtual, seguro estoy todo se hubiera agilizado, es decir antes de que desaparezcan las pruebas que puedan ser irrefutables científicamente, y no después de transcurrido un tiempo que lo podemos medir en días, meses o años, como en los casos que me tocó intervenir en alguna oportunidad, donde las pruebas se pierden.

Según mis vivencias y experiencias, La Voz del Interior, nos plantea interrogantes en el gráfico que adjuntamos.

Al que agregaría y sin temor a equivocarme, la falta de participación lo más rápido posible del equipo completo de los efectivos de Policía Judicial, con la presencia que necesite ese caso en particular de los especialistas de las ciencias tributarias de la Criminalística y Criminología. 
Daría la impresión que el campo de acción de Policía Judicial es sólo para Córdoba Capital y no para toda la provincia como debería ser, y contando con todos los medios que las circunstancias lo determinen y siempre en primera instancia Policía Administrativa o Preventiva preservando el lugar del hallazgo.
.He tratado de poner el acento remarcando la necesidad inexcusable de que Policía Científica cuente para actuar con un odontólogo para el accionar lo más rápido posible y no esperar a que el tiempo transcurra donde se pierden pruebas, hoy los estudios se dejan para después de días, meses, años o nunca, como en este caso o los que tuve que actuar (Ver Caso Fonseca) después de un año y nueve meses.
Volviendo al caso Dalmasso, yo me pregunto, si las heridas apuntadas por La Voz del Interior en el pezón del pecho derecho y zonas pudendas, hubieran sido producto de mordiscos, al otro día se hubiera dilucidado, si esos rastros fueron realizados por el esposo, hijo, amigo del hijo, abuelo, pintor o ninguno de ellos.

.Existen especialistas en Odontología y odontólogos con sobrados conocimientos para colaborar con la justicia, como sucedía en décadas atrás en Policía Judicial y no dejar que se pierdan pruebas irrefutables que siempre siembran una nebulosa en la mente de los ciudadanos y la sociedad que llegan a transformarse en una verdadera corrupción estructural. 

En la década de 1990 se nombró un odontólogo en Policía Judicial, al Dr. Marcos Pastrello, que luego no sé porqué pasó a la Morgue o Instituto Forense y hoy se encuentra en Tribunales, es decir a mi criterio lo fueron alejando cada vez más de la actuación del ya y ahora, como lo puntualizo. Tal vez sea necesario la existencia de un odontólogo especialista en la Morgue o en Tribunales, pero nunca debe faltar en Policía Judicial o Científica y en lo posible nombrado por concurso y especialista en el quehacer de la Odontología Forense.
.
Yo me tomé el atrevimiento de preguntarle al Dr. Pastrello en dos oportunidades sobre el caso Dalmasso, primero me dijo que a él no le dieron nada, y después me respondió a los pocos días que él no la vio nunca, ni después de la exhumación del cadáver. No debemos olvidar aquello de que el tiempo que pasa es la verdad que huye.
Sólo me faltaría para redondear el concepto sobre lo publicado en La Voz del Interior, una reflexión “el lugar del hallazgo, es el sitio indicado para la actuación del equipo de Policía Judicial porque de lo contrario después viene el traslado, pasa a la Morgue, luego el Juez de Instrucción convoca a los peritos que considere necesarios y el tiempo se va esfumando como agravante, arrastrando las pruebas y con ello la verdad, por lo tanto la justicia fracasa emergiendo las dudas de la sociedad sobre la veracidad de los hechos.
Ya lo he repetido, despertemos nuestras inquietudes para que alertemos a nuestras reflexiones y así podremos determinar un valorado juicio, ya alguien los dijo “despertemos argentinos”, adecuemos algunos estamentos sociales y jurídicos a las necesidades y evolución de la sociedad actual, no cerremos el establo después que los caballos escaparon, porque la tropilla arrastrará la población, llevándola a su propia destrucción. 
Pareciera que estamos transitando por los tiempos del mundo al revés, “no dejemos para mañana, meses o años, lo que debemos hacer hoy”.

CIUDADES QUE LLORAN A MUJERES 

Continuando con el caso Nora Dalmasso y sus interrogantes, según el diario La Voz del Interior, con fecha 13 de septiembre de 2002, página 20, aparecida con el título “Sucesos: Desapariciones y asesinatos en el interior de la provincia, Ciudades que lloran a mujeres”.
.
Con referencia a esto, tengo que poner el acento una vez más con la finalidad de ir tratando de corregir en lo posible, las falencias que podemos detallar en el sentido de que en la actualidad la Policía Judicial de Córdoba no ha ido creciendo ni ediliciamente ni de personal, ni de tácticas y estrategias como lo demandan las circunstancias actuales; es decir la evolución de la sociedad y sus necesidades fueron desde el punto de vista sociológico desvirtuándose apareciendo los hechos delictivos, creciendo en cantidad y crueldad de forma y manera alarmante, a tal punto que hoy con la Policía Científica que contamos no llegan a intervenir ni siquiera en un 50 % de los hechos (según investigación realizada y expuesta en el ciclo televisivo “ADN” que se emite por canal 10 de la Universidad Nacional de Córdoba, 13/09/09).

De los hechos en los que deberían actuar los que permiten sugerencias con la posibilidad de una colaboración con Policía Judicial y la misma Justicia a la vez como la sociedad se lo merece.

Tengo el pleno convencimiento que si seguimos así nos retrotraeremos a los tiempos de cuando nuestro país no contaba con este imprescindible estamento para colaborar con la administración de justicia; han progresado tanto los hechos delictivos que ya deberían existir en las ciudades principales de la provincia como ser Río Cuarto, Villa María, Deán Funes, etc. un departamento de Policía Judicial equiparado con el personal y elementos indispensables mínimos y necesarios para poder contribuir eficazmente con la Justicia, y que la Policía administrativa o preventiva más los efectivos policiales que hicieron cursos especializados (como los que se realizan en la Universidad Nacional de Córdoba en la actualidad) tratar de preservar el lugar del hecho hasta que lleguen los equipos de Policía Judicial de la capital de Córdoba, según los casos que se presenten, con los medios de traslado más rápido posible, helicóptero, automóviles, etc. mientras tanto, establecido o demarcado el cordón criminológico donde nadie puede entrar, ni siquiera los policías que actuaron en un primer momento, ni los jueces, sólo se tendrán que limitar a librar un acta de lo visto y oído para presentar a sus autoridades locales.

Si estas sugerencias se llevaran a cabo, recién los jueces podrían cumplir su rol de administrar justicia sin ninguna duda, cosa que hoy no sucede, por fallar en los primeros pasos en el accionar policial.

No olvidemos que la Policía Científica debe ser los cimientos más firmes donde y desde los jueces edificarán el pilar fundamental de la justicia y la patria. Tengo la plena convicción de que en estos casos si no se cumplen los pasos sucintamente expuestos, la administración de justicia siempre se verá seriamente comprometida.




CONJUNCIÓN DE VERDADES
(Según “La Voz del Interior”, 22/11/09, titulado: “Caso Dalmasso: Después de tres años”)

Yo me pregunto, ¿a qué se deben estas incongruencias, según mis conocimientos?, ¿tal vez:?

1- A procedimientos de investigación imperfectos, inadecuados, mal manejados?.

2- Falta de formación adecuada de la Policía Administrativa o Preventiva para actuar en casos especiales como éstos?.

3- Factores políticos y sus incidencias, debidos al amiguismo, parentesco, colores políticos o filosofías teológicas?.

4- Policía Científica con falta de elementos incuestionables para actuar, ya y ahora, desde los medios de comunicación mas simples a los modernos como helicópteros, etc.?

5- Policía Científica o Judicial sobrepasada por los números de casos?, las estadísticas asi lo demuestran.

6- Falta de equipos interdisciplinarios en Policía Judicial o Científica? O por no recurrir a expertos de otros estamentos sociales, en forma y manera inmediata, según las necesidades?.

7- Grandes desproporciones entre la capacidad operativa de Policía Judicial que hoy acuden a no más de un 50 % de los casos que se presentan?.

8- Individualización de los delincuentes sólo esperando un método de identificación, existiendo otras Ciencias Tributarias para coadyuvar con la justicia?.

9- Hoy existen Ciencias Tributarias de la Criminología y Criminalística de valor indiscutible y con verificaciones científicamente irrefutables.

10- Carrera desmedida entre la evolución de la sociedad y de las estructuras políticas y sociales; unos viajando como en el artefacto mencionado por el ex Presidente Menem que desde la estratósfera en 20 minutos se iría a Japón o China, mientras que las estructuras políticas y sociales de la Argentina van a paso de carretas, propias de las filosofías políticas hoy perimidas y retrógradas?. Los intendentes, gobernadores y presidentes deberían ser de carreras específicas, como existen en otros países del primer mundo.

11- En cuántos casos dentro de la provincia, de los sucedidos actuó Policía Científica o Judicial? Y en cuántos debió actuar? (según programa televisivo “ADN” de Canal 10 de Córdoba, no llegan al 40 % de los casos).

12- Los científicos y expertos de las Ciencias Tributarias de la Justicia según los casos, deben actuar ya y ahora en el lugar del hallazgo, por ejemplo. Nunca después de varios días de la exhumación del cadáver, como los casos García Belsunce, Dalmasso, etc. donde las evidencias desaparecieron.

13- Hoy después de la creación de SOFÍA (Sociedad de Odontoestomatólogos Forenses Ibero Americanos) desde esta ciudad de Córdoba, República Argentina, debemos tratar que la Policía Preventiva o Administrativa sea preparada además con conocimientos de primeros auxilios, los primeros pasos forenses que debe realizar, según los casos; es decir, sus actuaciones preliminares que son fundamentales para la Justicia y que cada localidad de mi provincia y país, tengamos Policía Preventiva capacitada para sus primeras actuaciones, hasta el momento que lleguen los efectivos de Policía Científica o Judicial, preservando celosamente el Cordón Criminológico Real y Virtual, como lo he manifestado en este blog en su capítulo específico. Es decir, dictándoseles cursos de adiestramiento.

14- Tengo la plena convicción de que si no se cambian las estructuras o se adecuan a la realidad que exigen las circunstancias actuales, seguiremos de mal en peor.

15- El título del artículo dice “Ya pasaron tres años y el hecho no está esclarecido”, pareciera que la impunidad le ha ganado a la verdad.-


En “La Voz del Interior” con fecha 21/11/10 titulado 

“NORA DALMASSO: CUATRO AÑOS DESPUÉS DEL ASESINATO”

LA INVESTIGACIÓN QUE NECESITA DE UN MILAGRO

Portada de un diario que me exige por haber sido colaborador de Policía Científica, no callar ante hechos haciéndonos pensar que nos quieren engañar como a los niños, exigiéndome decirle a la sociedad que tanto la medicina forense como la Odontología Forense, y las innumerables ciencias y artes tributarias de la Criminología y Criminalística, cuando son convocados en los casos que le competen como peritos y en el momento oportuno “No necesitan de un milagro”, para servir a la justicia lo que nos permite insistir una vez más afirmando aquello de que no existen crímenes perfectos, sino que los hay mal investigados o intencionados, y justamente a las fallas o fracasos la tenemos que buscar a esta altura de la evolución de las ciencias forenses en las estructuras políticas y sociales que en cada día parecería de ex profeso se apartan mas y mas de la verdad y la justicia, a pesar de aquellos que supimos sugerirle cuando eramos colaboradores de policía judicial en numerosas ocasiones, que ustedes podrán interiorizarse navegando en este blog, y en especial, cuando insistimos en una adecuación y transformación de las estructuras actuales.


Hoy, a cuatro años del crimen de Nora Dalmasso se hace resaltar las carencias estructurales de recursos materiales y humanos, para que la justicia pueda cumplir con sus verdaderos fines, que parafraseando al Dr. Britos (Abogado de uno de los imputados) cuando nos expresa en La Voz del Interior, manifestándonos con las palabras que el Fiscal está entregado al Laboratorio del FBI, y nosotros cómo explicarnos de haber llegado a esta situación, que es sin lugar a ninguna duda, podemos decir “por la suma de errores en las actuaciones, y en especial por los colaboradores de la Criminología y Criminalística que nuestro país sobran siendo los verdaderos hacedores de la justicia como peritos”, razones nos sobran para enfatizar de este modo y en especial por no contar Policía Judicial con la sección o departamento de Odontología Forense, para poder actuar en cada caso y ahora, y no después que desaparecieron todas las pruebas irrefutables, con las que se puede brindar a través de estas ciencias forenses.

Cabe hacerles recordar que en la década del 90 se nombró un odontólogo en Policía Judicial, el Od. Marcos Pastrello, pero por defectos estructurales de Policía Judicial que hicieron desaparecer aquellas inquietudes que teníamos de contar con la sección de Odontología Forense, y se lo trasladó a la Morgue o Instituto de Medicina Forense, y hoy se lo alejó más y más allá del momento y lugar de los hechos, y cumple sus funciones en la actualidad en Tribunales II, que cuando le llegan los casos si no existen impedimentos de todo orden, después que desaparecieron las pruebas irrefutables científicamente comprobables para que los jueces puedan dictar sentencia, porque la víctima según el Dr. Britos, presenta rastros de mordeduras en el pecho, pero como la autopsia fue realizada a a destiempo y no actuó el Odontólogo Forense, todo lo contrario a lo que nosotros preconizamos si fuera posible, comenzar los primeros pasos de la autopsia en el mismo lugar del hallazgo o del hecho, tomando las fotos necesarias, las impresiones de las mordeduras para luego hacer los vaciados, obteniendo los modelos de los rastros dejados en el acto de morder, como así también en las zonas pudendas chupeteadas, que en este caso específico, al otro día se podría haber sabido si esas mordeduras fueron hechas por el hijo, amigo del hijo, el pintor, el esposo, el abuelo o las últimas personas con las cuales compartió la víctima horas antes. 

Con este solo ejemplo, ustedes pueden evaluar las falencias que se agravan según las denuncias realizadas en el espacio televisivo ADN, de Canal 10 de Córdoba, cuando manifiesta el Dr. Hairabedian y Tomás Méndez, que de 1800 casos, sólo actúa Policía Científica en 400. Entonces, qué echarle la culpa al FBI si las falencias están en la institución de Policía Científica o quienes tienen la obligación de la adecuación y transformación de las estructuras de acuerdo a la evolución de los hechos delictivos, como el Dr. Britos lo puntualiza en La Voz del Interior y como nosotros lo venimos sugiriendo desde hace décadas atrás y que ustedes pueden corroborarlo en este sitio, en los capítulos que trato a estos temas y que no son pocos.

Pero en este caso específico, creo desde nuestro punto de vista que todo no está perdido, no es un crimen perfecto, sino que se deberían buscar los culpables en la mala investigación y en los que impidieron que las actuaciones, en los primeros momentos y hoy, en especial, en aquellos que tuvieron a su cargo sacar las muestras para el ADN, su traslado, conservación, etc. para que no fueran contaminadas al FBI, la preservación rigurosa de policía administrativa que no debería permitir entrar ni siquiera al mismo Juez en el lugar del hallazgo, que es la que actúa en primer momento, y luego Policía Judicial que no debería trasladar por más lejos que sea la provincia horas para llegar al lugar del hecho, ¿a los cuántos días después se le hizo la autopsia y por qué?, existiendo helicópteros de Policía y la Gobernación si las distancias no exceden de 200 kms.

Seguro estoy que cuando los casos delictivos llegan a tribunales para la investigación y recién nombrar los peritos necesarios para que actúen en equipos interdisciplinarios, seguro que todas las pruebas convincentes y en especial, la que podemos recoger de los tejidos blandos, por edemas o putrefacción desaparece; elementos éstos y seguro entre otros muchos más sobrados, para decir este caso fue mal investigado, pero aún hoy así, pueden aparecer pruebas suficientes, para dar sentencia sin equívoco alguno, llegándose a la verdad, que es en definitiva lo que la sociedad exige de sus gobernantes y el Estado.

Como Fundador y pionero de SADOL. Sociedad Argentina de Odontología Forense, hoy absorbida por AMFRA Asociación Médica Forense de la República Argentina, y también de SOFIA Sociedad de Odontoestomatólogos Forenses de Iberoamérica, hemos podido comprobar cómo otros países en la segundas jornadas de esta institución cuentan con Policía Científica disponiendo de esta ciencia tributaria de la Criminología y la Criminalística, y nosotros por qué no?. Tal vez, factores políticos y sociales, y seguro estoy no económicos, son los que me permiten decir a mi criterio que las ciencias han evolucionado como viajando tal vez en aquel artefacto de una agorero ex presidente de la Nación cuando nos decía, “que llegando a la estratósfera en pocos minutos estaríamos en Japón, China, etc.” mientras las estructuras política y sociales van evolucionando como viajando en una carreta tirada por bueyes, motivos éstos que le hacen inferir al Sr. Durán, columnista de La Voz del Interior, sobre aspectos judiciales, ¿y qué pasa con las otras Noritas?, puntualizando como lo podemos observar en la página que adjuntamos más arriba.

Lo que me permite sugerir sin entrar en mayores consideraciones de las ya expresadas, y a manera de enunciado diciendo “las democracias en manos de hombres sin sentido de patria es una burla al bicentenario de nuestra liberación, donde sus mentes están ocupadas en politiquerías y futuros cargos ejecutivos que cultivar la cultura y sentido de Patria”.

Observamos las diferencias que nos distancian de otros países; en el transcurso del mes de octubre cuando se cayó un avión en la República de Cuba, fue nominado como investigador del caso, entre otros muchos más, al Prof. Dr. Ricardo Fonseca, Presidente de SOFIA y al Secretario de esta misma institución, justo en esos días que se realizaban las Jornadas de Odontología Forense en OruroBolivia, a la cual y por lo tanto, que no pudieron asistir a tal evento por estar en Cuba, a pesar que los cubanos en esta actividad fueron los odontólogos forenses en el Primer Congreso Latinoamericano realizado en La Habana en 1954, yendo a la vanguardia de los países del mundo, pero ello a la justicia la brindan en estos casos lo mejor y los mejores especialistas en estos asuntos. Observen ustedes que lejos estamos en las actitudes con otros países, en estos aspectos, o quehaceres, que en estos casos convocan a expertos de otros países, y nosotros no solicitamos odontólogos forenses en los casos que se suceden a minutos del lugar del hecho. 


¡Despertemos Argentinos!.
UNA SOLA RAMITA DE PEREJIL NOS PUEDE HACER DAR CUENTA DE LAS FALENCIAS QUE HOY ADOLECE LA POLICÍA CIENTÍFICA O JUDICIAL DE CÓRDOBA


No creo que hace falta resaltar las causas y motivos por los cuales, nos encontramos sin poder darle solución a los numerosos casos que se nos plantean en los estamentos judiciales y policiales, que en este blog lo vengo remarcando sistemáticamente en cada tema que toco, sobre el accionar en el quehacer de estos estamentos fundamentales de la sociedad, que me dan la impresión de estar detenidos en el tiempo, y para peor, sin tener la menor intención de arribar a solución definitiva que las encontraremos a través de la adecuación y transformación de las estructuras políticas y sociales de manera y forma acorde a la evolución de nuestra sociedad.

Es por ello que no tenemos y menos, cansarnos de sugerir, formas y maneras de ir paleando este flagelo, fácil de aminorar, para lograr una convivencia más racional, actuando de un marco de justicia y verdadera democracia, alejado de todo liberalismo descontrolado, sin respetar las leyes, que deben ser parejas para todos, y que se pueden solucionar, adecuando y porqué no transformando las estructuras en el campo de Policía tanto administrativa, preventiva como la científica, y así poderle brindar a la justicia los elementos científicamente irrefutables, para que esta pueda suministrar justicia, como lo reclama la sociedad por sobre toda filosofía política y social.

En nuestro país, al estudiar algunos casos penales, nos dan la certeza que los seres humanos no somos iguales ante la ley, el caso que nos ocupa hoy gracias a La Voz del Interior con fecha 28/11/10 página 4 A, pareciera que siguen existiendo hijos y entrenados, alejados de la igualdad ante la ley, siendo una utopía encaminarnos por la verdad. Sólo bástenos, citar el caso del cura Grassi sentenciado y en libertad, el señor Falo, el señor Jaime, o los famosos “ocupas” de tierras y terrenos que están tan de moda en nuestro país, o en el caso que nos estamos refiriendo, el perejil del caso Dalmasso, etc. donde el hijo de la víctima, que se encuentra imputado, se podrá recibir de abogado en una universidad privada, saliendo de Río Cuarto, y Gastón Zárate, no puede ni trabajar y se encuentra encerrado en su ámbito local.

Lo sugerimos humanamente, ¡Despertemos Argentinos!.

No hay comentarios:

Publicar un comentario