CASO MURIEL

Estimado Dr. Britos:

Agradeciendo la distinción de haberme convocado para que contribuya en la labor de dilucidar de manera inconfundible la identidad de los restos óseos más específicamente en el Macizo Dento Máxilo Facial encontrado en la localidad de la Estancia El Tala, provincia de Córdoba, que con los numerosos métodos y procedimientos propios de identificación humana que cuenta la Odontología como rama tributaria de la Criminología y Criminalística enmarcada entre las principales, le hago llegar el estudio clínico con la finalidad de determinar la edad, talla, sexo; sumado en lo posible la causa de la muerte que en este caso se hacía muy fácil debido al orificio de entrada y salida de la bala, cuya trayectoria penetró por el occipital y salió por el orificio bucal fracturando los incisivos centrales superiores, que nos marca de esta manera la posición como se observa en el gráfico que adjuntamos publicado en el diario La Voz del Interior, sumado a las características que presenta el estallido del cráneo por la acción de la deflagración del impacto, que no nos deja dudas sobre la causa de la muerte.

Elementos éstos que en su sumatoria servirán al juez interviniente para no dudar en absoluto de la identidad de las personas que se trate, primero, por el tiempo coincidente de su desaparición que coincide con la características de los tejidos óseos, elementos todos ellos que sumados al estudio químico no solamente del terreno donde fue encontrado con tierra adherida en las paredes de los restos óseos que nos podrán determinar si el lugar del hallazgo coincide o no con el lugar del hecho, dado a que no se encontraron otros elementos óseos ni de sus vestimentas; pero luego al hacer el estudio exhaustivo del cordón criminológico virtual no el real (como lo he enfatizado en mis trabajos) fueron encontrados otros elementos tanto óseos como de vestimenta y calzado.

Del proceso dentario debemos aclarar que solo se han encontrado un hemi maxilar superior izquierdo completo, y una porción del hemi arco derecho con las siguientes características:

- Elemento N° 14, implantado en su respectivo arco, que presenta las características que pasamos a describir: El tercer molar superior izquierdo semi incluido, el segundo molar no presenta caries, solo desgaste fisiológico en sus cúspides, el primer molar superior izquierdo presenta una amalgama oclusal simple, y otra amalgama en la fosita palatina, los premolares no presentan caries, al igual que el canino del mismo hemi arco izquierdo, el incisivo superior izquierdo se encuentra implantado con una giroversión hacia mesial que hace a un paladar atrésico; el central presentando a su vez una fractura longitudinal en el tercio incisal medio y medio, la fractura distal llega a interesar la cara palatina, fractura propia ésta de la acción de la bala en su trayectoria. El incisivo superior derecho presenta sólo la porción palatina en su tercio gingival y medio, no en su porción incisal por fractura por acción de la bala.



Cabe hacer destacar que a esta altura del estudio del Macizo Dento Máxilo Facial, después de varios días llegó de un curso de Ortodoncia el Dr. Marcos Pastrello, Odontólogo de Policía Judicial, y en vez de seguir trabajando juntos me apartaron de la investigación.

Es decir que en lo mejor de mis actuaciones apareció el Dr. Pastrello, en el momento que yo había solicitado hablar por teléfono con la hermana de Muriel, siendo aproximadamente las 18 horas, quien había sido alumna mía en la Facultad de Odontología de la U.N.C. y que estaba residiendo en España, con el objeto de transmitirle telefónicamente las características dentales de los restos encontrados. En ese momento llegó el Dr. Pastrello y fue él quien habló con la hermana de Muriel, pero todavía no había visto los restos, yo no sé de qué le permitieron hablar, y ese fue el momento donde yo decidí retirarme de la investigación, a pesar no obstante que ya habíamos viajado a Río Ceballos con integrantes de Policía de investigación para hablar con los odontólogos que la trataron presuntamente a la víctima, para la confrontación con las Fichas, tratándose de que estos odontólogos también habían sido alumnos míos en la Facultad. Pero sólo nos encontramos con un hijo, que se comprometió como estudiante de Odontología a conseguirnos la Ficha porque sus padres que atendieron a Muriel habían viajado a Europa, así fue como me apartaron de la identificación a pesar de ser yo el más indicado por conocer a la hermana de Muriel, odontóloga y al mismo padre de Muriel porque era paracaidista, y yo como soldado le plegaba los paracaídas en el ejército durante mi servicio militar. Esto es de importancia sustancial, por las características morfológicas y de ubicación de los elementos dentarios que se transmiten indefectiblemente entre padres, hermanos, etc., que si yo hubiera podido hablar con la hermana los testimonios de ésta en aquel momento hubieran sido determinantes para decir que se trataba de los restos de Muriel por ser ella también odontóloga.



Luego al seguir la investigación me entero por los diarios, en especial La voz del Interior, la aparición de otros tejidos óseos, vestimentas y demás datos que determinaron indiscutiblemente que se trataba de Rafael Gustavo Muriel.-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada